El deporte escolar alavés retomó el partido tras el obligado descanso por la pandemia con menos jugadores sobre el campo. Es una realidad. Si antes de la irrupción del coronavirus eran 20.000 los chavales que conformaban este vital club, en 2020 fueron 14.000 y en la presente temporada, ya con cierta normalidad, han sido 17.800. Una pérdida que «preocupa» y «ocupa» a la Diputación de Álava, que ha presentado este lunes una campaña para animar a los niños -y también a sus familias- de entre 6 y 14 años a inscribirse al programa de Deporte Escolar del próximo curso.

El objetivo es claro y los beneficios varios. El programa «se centra en ofrecer a todo el alumnado la posibilidad de desarrollar su talento, mejorar y aprender independientemente de su nivel deportivo y socio-económico, su diversidad funcional, su sexo o lugar de procedencia». Una llave que se entrega a todo el mundo para que «generen hábitos deportivos que se mantengan en edad adulta, se alejen del sedentarismo, mejoren las habilidades sociales, eviten patologías, les ayude a descansar mejor; y valores como el respeto, la humildad, solidaridad…», ha enumerado Ana del Val, diputada foral de Cultura y Deporte.

De ahí que la imagen escogida para el cartel de la campaña de este año no sea fruto de la casualidad. Porque los chavales, enfundados con el vestuario de los distintos deportes que inundan el territorio, salen de una pantalla de móvil; el mayor enemigo, junto con el virus. «Cuando se rompe la cadena de la rutina es difícil volver, pero esperamos que no sea así. El objetivo es que tengamos mejores datos que antes de la pandemia. Estamos en condiciones para ello», ha remarcado la diputada foral, que se muestra optimista respecto a los tres ejes sobre los que pivota la campaña.

La pieza fundamental pasa por que los cerca de 18.000 estudiantes que se divirtieron y derrocharon esfuerzo durante la temporada pasada repitan en esta nueva campaña. El siguiente paso será que se conviertan en «embajadores» y animen a sus compañeros a inscribirse. Es cierto que el periodo de altas no arranca hasta septiembre, pero el verano puede servir para escoger entre ese amplio catálogo de ofertas deportivas. Y por último, lograr que la cifra repunte y rompa esa barrera. «Esos 20.000 representan al 70% del total de la población de entre seis y catorce años». Por lo que aún queda margen.

Reactivación en septiembre

«Esto no es un gasto, es una de las mejores inversiones», ha aplaudido Del Val, quien, de tener que escoger, se decantaría por el multideporte. «Además de conocer varias disciplinas, de modo que el menor podrá elegir la que más le guste en el futuro, la competición no es el objetivo sino socializar y pasarlo bien por encima de todo». En septiembre volverán a reactivar la campaña, en la recta final antes de que se inicie la temporada.

Del Val ha señalado que, a través de Denon Eskola, vienen trabajando en todos aquellos colegios públicos que por su especial idiosincrasia no tienen AMPAs y por tanto carecen de actividades extraescolares. «Hemos introducido el programa del multideporte para que ningún menor que lo desee se quede sin práctica deportiva debido a la falta de actividad en su centro». Asimismo, en esa línea, su departamento ha realizado una encuesta a 500 familias, en donde el 89,45% ha señalado estar satisfeccha o muy satisfecha con el programa del multideporte.

Por Admins

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *