Seguro que más de una vez, al ver tu calzado sin guardar en medio del dormitorio, has pensado: ‘necesito un zapatero’. Lo cierto es que, amiga, ya va siendo hora de buscar el hueco en tu apretada agenda para salir a por esta pieza clave que, además de ser un gran aliado para decorar el recibidor u otras estancias de la casa, podrá ayudarte a conservar tu calzado favorito y resolverá, de forma fácil y sencilla, más de un contratiempo en cuanto a orden, limpieza e incluso ahorro de espacio se refiere.

Si todavía tus excusas pueden a tus ganas de hacerte con uno, te damos las 10 razones que demuestran que necesitas un zapatero en tu vida. ¡Toma nota!

1.

PERMITEN MANTENER EL ORDEN

Como ocurre con cualquier otra prenda de vestir, tus zapatos también necesitan su lugar en el que ser almacenados y organizados. Si quieres evitar el cúmulo de cajas y cajas en el recibidor o el dormitorio o dejar tu calzado debajo de la cama, donde es imposible encontrarlo, con un mueble zapatero conseguirás hacer realidad tus deseos.

2.

SON VERSÁTILES Y SE ADAPTAN A CUALQUIER RINCÓN DE CASA

¿Quién ha dicho que el mueble zapatero está hecho para estar en una sola estancia de la casa? Su amplia variedad de modelos y diseños te permitirán colocarlo allí donde quieras: en cabeceros de cama, en vestidores, al lado del armario, en el recibidor… En El Mueble somos fans de los zapateros en el recibidor de casa, ¡no hay nada más cómodo que llegar y quitarse el calzado al momento de entrar!

3.

PODRÁS DECIR ADIÓS AL POLVO Y A LOS ÁCAROS

Si quieres dejar de acumular polvo y más polvo y te da la sensación de que los ácaros han encontrado entre tus zapatos su lugar de destino particular, un zapatero se va a convertir en tu fiel aliado para combatir con todos tus problemas. No solo tendrás tu calzado ordenado, sino que, al estar guardado y lejos de cualquier lugar externo que pueda ensuciarlo, quedará más protegido y, por tanto, durará más tiempo.

4.

PROLONGA LA VIDA DE TU CALZADO FAVORITO

Como te decíamos, un zapatero te ayudará a conservar mejor tu calzado, ya que al estar almacenado dentro de este mueble, quedará exento de suciedad, roces o humedad.

5.

ACABA CON EL MAL OLOR

Al tener tus zapatos concentrados en un mismo lugar, podrás tomar el control del mal olor que deja el calzado de forma más fácil y sencilla con la ayuda de un ambientador para zapateros, totalmente personalizables, naturales y reutilizables, que podrás colocar en el interior del mueble.

6.

GANARÁS MÁS ESPACIO

Una de las principales ventajas de los muebles zapateros es el ahorro de espacio, especialmente en aquellas estancias considerablemente pequeñas. Te sorprenderá la gran capacidad de almacenaje que tiene este tipo de mobiliario para guardar zapatos sin aparentarlo.

7.

PUEDES USARLO COMO ELEMENTO DECORATIVO

Gracias a la amplia variedad de zapateros que existen (más altos, más bajos o más anchos) y las distintas tonalidades, podrás escoger el que más se adapte a tu estilo y convertirlo en la pieza perfecta para acabar de decorar tu casa. No solo te servirá para almacenar el calzado, sino que también podrás colocar en él pequeños accesorios como las llaves, las gafas de sol o el monedero, que darán al espacio tu toque personal y aportarán algo más de vitalidad al espacio.

8.

PASAN DESAPERCIBIDOS

Existen muebles zapateros cerrados, muy prácticos y de los más decorativos que, en algunos casos, pueden pasar desapercibidos. Muchas veces están camuflados en forma de cómoda o de mueble recibidor, de tal forma que nadie sospechará de su función real.

9.

GANARÁS TIEMPO Y PACIENCIA

Tener un zapatero con todo tu calzado organizado, te permitirá ahorrar tiempo mientras te vistes. Al tratarse de un mueble de almacenamiento que permite tener todos los zapatos en el mismo lugar, podrás encontrarlos rápidamente. ¡Olvídate de ponerte la alarma antes para empezar a buscar por toda la casa tus prendas favoritas!

10.

SU MANTENIMIENTO NO ES NADA APARATOSO

Independientemente del material que sea tu zapatero: madera, plástico, metal o tela, el cuidado y mantenimiento de este tipo de muebles no te llevará más de dos minutos. Siempre puedes pasarle un paño húmedo por su superficie y te quedará perfecto.

Por Admins

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *