El Sevilla recibirá mañana (22.00 horas) al Athletic con un billete para la Champions League en su poder por tercera temporada consecutiva. Con la opción de acabar LaLiga en tercera posición incluso en caso de mejorar el resultado que consiga el Atlético en su visita a la Real, todo invita a pensar que la calma debería reinar en el entorno sevillista. Nada más lejos de la realidad. Las aguas bajan relativamente revueltas por el Sánchez Pizjuán, donde en las últimas semanas se ha avivado el debate en torno a la figura de Julen Lopetegui (Asteasu, 28-VIII-1966). A pesar de que el técnico guipuzcoano ha hecho pleno de clasificaciones para la máxima competición continental desde que aterrizó en el club hispalense en el verano de 2019, con el título de la Europa League como gran logro en agosto de 2020, las críticas no han hecho sino crecer en torno a su figura.

Pese a cumplir el objetivo marcado por la dirección deportiva que lidera Monchi, no son pocos los que piensan que un Sevilla mejor es posible sin Lopetegui. La floja segunda vuelta del campeonato completada por el cuadro andaluz, que llegó a soñar con pelear el título de liga a un intratable Real Madrid, ha puesto el foco en el banquillo hispalense y no precisamente para bien. Las críticas hacia el preparador de Asteasu se han multiplicado en el entorno sevillista al entender que el equipo no termina de dar el salto deportivo que debiera atendiendo al potencial de la plantilla.

El máximo responsable del área deportiva, el archiconocido Monchi, fue, sin embargo, el primero en salir en defensa del preparador guipuzcoano al remarcar que «Lopetegui es un magnífico entrenador y ha batido récords en la historia del club. Tres años seguidos clasificándonos para la Champions. ¿Qué queremos?». Monchi, aun así, reconoció al ser cuestionado acerca de su propio futuro que «necesitamos todos dar una vuelta y reflexionar. Si no vamos todos en la misma dirección es muy difícil, porque hay mucha gente que nos pone zancadillas». Tenso, así las cosas, se presenta el ambiente alrededor de un Sevilla que cayó en los octavos de final de la Europa League a manos del West Ham y que enlaza actualmente cuatro empates consecutivos con solo dos victorias en sus once últimos compromisos.

El presidente José Castro, este mismo miércoles, apuntó en relación a Lopetegui que «hemos conseguido tres clasificaciones para la Champions y una Europa League con él. Lo que va a ocurrir mañana no lo sé porque no soy Dios, pero no tenemos ninguna duda al respecto».

LA FAMILIA

La pelota, de este modo, apunta a estar en el tejado del propio Lopetegui, quien ya tuvo ofertas importantes para cambiar de aires en el verano de 2021 y que podría optar por abandonar el Sevilla al término del curso que está a punto de concluir. El de Asteasu estaría contemplando seriamente su marcha del club, apoyado por su familia, de cara a una nueva temporada en la que el club hispalense tiene pensado desprenderse de varios pesos pesados.

La reunión de este próximo lunes con Monchi apunta a ser decisiva para Lopetegui, quien podría dirigir mañana su último partido como entrenador del Sevilla ante un Athletic con aires de despedida también en el banquillo. l

Lopetegui, con contrato hasta 2024, podría dirigir mañana ante el Athletic su último partido como entrenador del Sevilla

Por Admins

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *