Lionel Messi parece que llegó al fútbol estadounidense solo para brillar. Este martes,  el argentino fue la figura en el partido de la League Cup entre el Inter Miami y el Atlanta United.

El Inter Miami ganó el encuentro por goleada de 4-0 en un DRV PNK Stadium, que estaba repleto, nuevamente, para ver al campeón del mundo.

Los fans no se equivocaron al asistir: Messi les dio lo que buscaban apenas al minuto 8, cuando su compañero Sergio Busquets puso un gran pase bombeado entre líneas, que el astro argentino llevó hasta al área grande para disparar de zurda, estrellarla en el poste y, como todos los grandes, correr con suerte al recibir el rebote exactamente en su botín derecho para empujarla a las redes.

No pasaron siquiera 15 minutos de ese gol cuando Messi volvió a lo más alto: comenzó una jugada adelante de la media cancha, condujo para luego abrir a la banda izquierda, siguió la jugada hasta el punto penal y recibió nuevamente el balón hasta ahí para empujarla, otra vez, con la pierna derecha al minuto 22.

Además de eso, el argentino participó con una asistencia en el cuarto y último gol del equipo, al minuto 53.

Sin embargo, más allá de su actuación futbolística, ¿qué dejó la noche de Messi contra el Atlanta United?

5 momentos que dejó el partido entre el Inter Miami, de Messi, y el Atlanta United

1. Messi calmó al hijo de DJ Khaled

Una de las estrellas que estuvo presente en el encuentro del martes fue el músico y productor estadounidense DJ Khaled.

Su hijo, Asahd Tuck Khaled, se encontraba en el túnel del estadio donde se concentran los jugadores antes de salir a la cancha y, desde ahí, iba a salir de la mano de Messi.

No obstante, al parecer el escenario fue muy grande para Asahd y comenzó a llorar cuando se encontraba en la cancha junto a Messi.

Al notar esta situación, Messi consoló al hijo de DJ Khaled y Asahd respondió que estaba bien, con un pulgar arriba.

El hijo de DJ Khaled, Asahd Tuck Khaled, llorando frente a Messi. (Foto: CHANDAN KHANNA/AFP vía Getty Images)

El hijo de DJ Khaled, Asahd Tuck Khaled, llorando frente a Messi. (Foto: CHANDAN KHANNA/AFP vía Getty Images)

Messi consola al hijo de DJ Khaled. (Foto: CHANDAN KHANNA/AFP vía Getty Images)

Messi consola al hijo de DJ Khaled. (Foto: CHANDAN KHANNA/AFP vía Getty Images)

2. El festejo sensación de Messi

Después del primer gol de Messi y primero del partido, el estadio, compañeros de equipo y cuerpo técnico respondieron con júbilo y emoción.

La celebración se extendió por varios segundos y, mientras los jugadores regresaban al medio campo para reiniciar el juego, el campeón del mundo festejó hacia un palco en planta baja, justo donde se encontraba su familia y David Beckham, uno de los propietarios del Inter Miami.

El festejo ha causado furor en las redes sociales porque se parece a uno de los clásicos movimientos de Darth Vader, en «Star Wars», cuando utiliza la fuerza para ahorcar a sus víctimas.

Pero los fans discuten al respecto, pues aseguran que no se trata de Darth Vader, sino de Thor, de Marvel, cuando hace ese movimiento para que su martillo le regrese a la mano.

Puedes ver este festejo en el segundo 21 del siguiente video:

 

3. Camila Cabello y el GOAT

Otra de las estrellas que fue al partido la noche del martes en el DRV PNK Stadium fue la cantante cubanomexicana Camila Cabello.

Se le pudo ver disfrutando del juego y festejando los goles de Messi.

Cabello, quien vestía la camiseta de Messi, subió fotos del encuentro a su cuenta de Instagram, en donde destaca una donde le habla a Messi desde la banca.

Esa misma foto la subió en una historia de Instagram y en ella llamó a Messi «GOAT» (siglas para referirse al «Greatest Of All Time» o el Más Grande de Todos los Tiempos) y también lo calificó de «bella persona».

El encuentro de Camila Cabello y Messi. (Crédito: Instagram @camila_cabello)

El encuentro de Camila Cabello y Messi. (Crédito: Instagram @camila_cabello)

4. Un fan en la cancha: tan cerca y tan lejos de Messi

La «Messimanía» es grande, muy grande en Miami. Tanto que un joven aficionado trató de llegar cara a cara hasta el argentino, pero se quedó a unos centímetros de su objetivo.

Cuando Messi salió de cambio en el segundo tiempo (ya con el marcador 4-0), un fan saltó a la cancha, corrió hasta Messi y, cuando ya estaba muy cerca, llegaron miembros del equipo de seguridad del estadio para detenerlo.

Un fan corre en la cancha para tratar de llegar a Messi cuando salía de cambio. (Foto: Megan Briggs/Getty Images)

Un fan corre en la cancha para tratar de llegar a Messi, cuando el futbolista salía de cambio. (Foto: Megan Briggs/Getty Images)

El aficionado es detenido por la seguridad del estadio cuando se encontraba a unos centímetros de Messi. (Foto: Megan Briggs/Getty Images)

El aficionado es detenido por miembros del equipo de seguridad del estadio, cuando se encontraba a unos centímetros de Messi. (Foto: Megan Briggs/Getty Images)

5. Brillar y dejar brillar

Por último, hay que destacar que la llegada de Messi también ha hecho brillar a otros jugadores del equipo.

Gracias a su control del partido con y sin la pelota, otros miembros del equipo pueden soltarse más y mostrar su juego. Ese fue el caso de Robert Taylor, que fue la figura del partido junto con Messi.

El mediocampista finlandés jugó con gran libertad por la banda izquierda, desde donde hizo mucho daño al Atlanta.

El jugador se destapó con una asistencia (para el primer gol de Messi) y con dos goles (el segundo con asistencia del astro argentino).

Messi y Taylor celebran el primer gol del Inter Miami. (Foto: Megan Briggs/Getty Images)

Messi y Taylor celebran el primer gol del Inter Miami. (Foto: Megan Briggs/Getty Images)

Por Admins

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *