El Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania emitió un comunicado este domingo en el que acusa a Rusia de interferir con el trabajo de los expertos del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) en la planta de energía nuclear de Zaporiyia, que actualmente está ocupada por las fuerzas rusas.

El organismo de control de la ONU dijo a principios de este mes que no ha podido rotar su equipo de expertos presentes en la planta en el sur de Ucrania debido al «aumento de la actividad militar».

Desde septiembre, los equipos de expertos han pasado un mes cada uno en la planta y luego se han intercambiado con otro equipo. Para hacerlo, deben cruzar la línea del frente hacia el territorio controlado por Ucrania, dijo el OIEA. La organización consideró que era demasiado peligroso para ellos hacerlo este mes, calificando el área que rodea la planta de «volátil» y «zona de combate».

En la declaración de Ucrania este domingo, el Ministerio de Relaciones Exteriores afirmó que el Ejército de Rusia continúa rodeando el área con equipo militar y militares. Ucrania acusó a Rusia de violar las normas del derecho internacional y socavar la seguridad nuclear y radiológica en la planta.

«Si no se detiene a Rusia, sus acciones criminales en la instalación nuclear ucraniana podrían conducir a una catástrofe, cuya escala aún no conoce Europa», dijo el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Además, pidió a las autoridades de Moscú “que desbloqueen de inmediato la rotación de expertos del OIEA y garanticen su movimiento instantáneo y seguro a través de los territorios temporalmente ocupados de Ucrania hacia la central nuclear de Zaporiyia”.

Preocupación por un accidente nuclear

El director del OIEA, Rafael Grossi, sostuvo conversaciones con altos funcionarios rusos en Moscú a principios de este mes. Según el OIEA, las conversaciones fueron parte de los prolongados esfuerzos para «acordar e implementar una zona de protección de seguridad nuclear muy necesaria alrededor de la planta de energía nuclear Zaporiyia de Ucrania (ZNPP)».

 

Zaporiyia, con seis reactores, es la central nuclear más grande de Europa. El área y el complejo nuclear han estado bajo control ruso desde el comienzo de la guerra. Grossi y otros expertos nucleares están preocupados por la amenaza de un accidente nuclear en medio de los bombardeos alrededor de la planta.

Grossi aseguró a Ucrania que el OIEA nunca reconocerá a Rusia como propietaria de la planta de Zaporiyia, según el primer ministro ucraniano, Denys Shmyhal. Grossi también prometió una presencia continua del OIEA en todas las plantas nucleares de Ucrania.

Por Admins

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *