El presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, abandonó el país en la madrugada del miércoles en un avión militar rumbo a Maldivas, tras las protestas generalizadas en su contra, de acuerdo con informes de autoridades locales.

El mandatario, de 73 años, su esposa y un guardaespaldas salieron del país a bordo de un avión Antonov-32 que despegó del principal aeropuerto internacional, aseguraron funcionarios de migración a AFP.

«Se sellaron sus pasaportes y embarcaron en el vuelo especial de la fuerza aérea», dijo un funcionario de inmigración.

No hubo confirmación inmediata de que Rajapaksa hubiera llegado a las Maldivas, un archipiélago situado al sureste de Sri Lanka en el océano Índico.

El avión estuvo retenido durante más de una hora en la pista sin poder despegar tras una confusión sobre el permiso para aterrizar en las Maldivas, según funcionarios del aeropuerto.

«Hubo algunos momentos de ansiedad, pero al final todo salió bien», dijo un agente bajo condición de anonimato. «El avión debe aterrizar en el aeropuerto internacional de Male«, añadió.

Rajapaksa prometió que renunciaría el miércoles y que abriría la vía para una «transición pacífica» tras las masivas protestas contra su gobierno.

Por Admins

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *